Debido a su bajo voltaje y a su consumo modesto de corriente, los pedales de efectos no traen ningún tipo de protección contra picos de voltaje, como un fusible o similar. Por ello, es necesario anticiparse a estos accidentes que, si bien son poco frecuentes, ocurren en el momento menos esperado. Aquí te damos algunos consejos claves para mantener tus pedales, o tu cadena completa en la pedalboard, sana y protejida de este tipo de eventos.

Para comenzar, es indispensable que compres un buen regulador de voltaje con polo a tierra. En el mercado hay muchos modelos y variedad de precios, pero esa inversión inicial te evitará daños catastróficos en tu set up, tales como pedales con componentes quemados o, lo que es peor, la tarjeta lógica quemada. Reparar estos daños es complicado, lleva tiempo y podría representar un costo excesivo. Con un buen regulador de voltaje, tus pedales ya cuentan con un escudo protector en el evento en que ocurra un pico de voltaje, ya que el regulador lo suprime y continúa brindando un flujo constante y parejo.

Existen además las multitomas y extensiones de salidas múltiples, que son más económicas que un regulador de voltaje full time. Una palabra de precaución acerca de estos artículos: Asegúrate de que incluyan supresor de picos, ya que no todas las extensiones o multitomas vienen con dicha función. Todos en casa posiblemente ya tenemos multitomas, a las cuales les conectamos varios artículos eléctricos. Tengan o no supresor de picos, lo más sano es conectar dichas multitomas al regulador de voltaje.

Luego viene el tema de la alimentación de energía de tus pedales. Ya sea que empleés un solo pedal con su debido adaptador de corriente, o toda una cadena de pedales alimentados con una power supply, conéctate al regulador de voltaje. Los adaptadores dedicados para pedales de efectos convierten el flujo AC a DC, pero ello no proteje el pedal contra un pico de voltaje. Lo peor que uno puede hacer es conectar un adaptador de corriente AC 120V/ DC 9V directo a la toma de la pared. Es en este escenario en donde ocurren la mayoría de daños con la mayor frecuencia. Por ello, conecta el adaptador del pedal al regulador de voltaje TAMBIÉN y ponte a tocar tranquilo.

Si el número y variedad de pedales de tu arsenal comienza a crecer, es indipensable que te hagas a una fuente de poder PSU o Power Supply. La mayoría de estas prácticas unidades brindan un flujo constante y parejo de voltaje y corriente a tus pedales, tienen protección contra corto circuitos, algunas ofrecen aislamiento total por canal, regulan y filtran las frecuencias que inducen estática eléctrica y brindan múltiples salidas ya sea de 9V, 12V, 18V, o incluso selectores variables para acomodarse a cada caso. Además, debido a la gran variedad y requisitos de alimentación de los efectos que ofrece el mercado, una Power Supply versátil que brinde salidas de 100mA, 300mA y 500mA es lo indicado. No obstante, y contrario a la creencia popular, una Power Supply (salvo algunas excepciones de trabajo pesado que vienen con transformadores toroidales) no te brinda protección contra picos de voltaje ni subidas de tensión.

Por ello, conecta tu magnífica power supply al regulador de voltaje PRIMERO... También.

Esperamos que no te hayan quedado dudas. Independiente de la manera en que alimentes tus pedales de efectos, tengas uno, dos, tres, o muchos efectos individuales, o incluso combos, Fx Strips o tremendas MultiFX digitales, coloca SIEMPRE un regulador de voltaje al cual confiarle tu arsenal antes de ponerte a tocar. En PedalXpress empleamos reguladores de voltaje industriales pues aquí no nos ponemos con chambonadas. Esto, claro, después de quemar varios pedales!